CALENDARIO COFRADE

SEGUIDORES

jueves, noviembre 13, 2014

PASIÓN EN SEVILLA: RAFAEL ARIZA

Rafael Ariza: «No entiendo la exclusividad de algunas cofradías con sus costaleros»

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimir
Rafael Ariza, capataz de Sevilla
Rafael Ariza es miembro de una saga de capataces legendaria, que ya llevan cinco generaciones mandando pasos en la Semana Santa de Sevilla, su ciudad natal. Lleva mandando pasos de forma consecutiva más de treinta y cinco años, aunque con siete años, junto con su padre y su tío Pepe, se puso por primera vez delante de un paso. Fue en la Plaza del Salvador delante del misterio de la Sagrada Entrada en Jerusalén.

Rafael, junto con sus hermanos Pedro y Ramón, mandan varias cuadrillas de costaleros en la Semana Mayor hispalense como ocurre en los casos de las cofradías de laHiniesta, La O y Soledad de San Lorenzo, aunque recientemente se rompió su vinculación con la hermandad de San Esteban y han depositado su confianza dos corporaciones nazarenas del Miércoles Santo: Las Siete Palabras y Buen Fin. 

Estuvimos con este capataz de raza que analizó el mundo de las trabajaderas y su compromiso con Sevilla y sus cofradías. 

- ¿Cuantos años al frente de los pasos la familia Ariza en Sevilla? .
Este año, si Dios quiere, haremos 105 años mandando pasos en Sevilla, al servicio de las hermandades y cofradías, desde que en 1910 mi bisabuelo Rafael Ariza Aguirre sacara su primer paso como capataz titular. Esta Semana Santa haremos 80 años como capataces titulares de la hermanadad de la O y 52 años como capataces de la Soledad de San Lorenzo, hermandades a las que estamos estrechamente vinculados.

- ¿Sois conscientes que lleváis el legado de muchas décadas de capataces y costaleros?
 Nos sentimos herederos de una de las tradiciones mas bonitas de nuestra Semana Santa y de nuestra ciudad. Un oficio y una forma única de llevar los pasos. Son muchos los capataces y costaleros que han ido transmitiendo generación tras generación esta forma tan peculiar de procesionar a nuestros titulares y todos han dejado su huella. Por nuestra parte hemos recogido los principios y valores que nos inculcaron mi padre y mi tío, hemos sido fieles a sus enseñanzas y ahora tenemos la responsabilidad de ser transmisores de nuestras propias experiencias y valores con las generaciones futuras, sin olvidar nunca de donde venimos y respetando todo lo que aprendimos de ellos.

- ¿Cómo ve el mundo del costal en la actualidad?
Yo, en general, lo veo bien. Necesitaríamos mucho tiempo para analizarlo en toda su complejidad. Hay mucha afición y ganas de ser costalero, ganas de aprender el oficio. Y actualmente nos encontramos con costaleros de mucha experiencia y gente joven muy preparada y con ganas. Gente comprometida con sus hermandades y sus capataces. Yo particularmente disfruto con mis costaleros.
 
Cristo del Buen Fin en su paso

- La próxima Semana Santa será especial por mandar en tres pasos en dos cofradías distintas el Miércoles Santo ¿Cómo se afronta este reto?
Lo afrontamos con mucha responsabilidad. Tengo que agradecer públicamente a la hermandad de las Siete Palabras y a la hermandad del Buen Fin la confianza que han depositado en nosotros. Somos tres capataces jóvenes pero con experiencia contrastada y acostumbrados a trabajar y poner todo nuestro oficio en lo que hacemos. Contamos con un equipo de auxiliares de nuestra total confianza, gente que sabe lo que hace, y estamos muy ilusionados, con ganas de empezar con las igualás y entrenamientos. Sabemos que hay buenos costaleros y con la ayuda de nuestros titulares todo saldrá bien. Son muchos los años que uno dedica a prepararse para que cuando lleguen momentos como estos podamos cumplir con las exigencias y necesidades que se nos presenten.

- ¿Qué opina de la exclusividad de algunas cofradías con sus costaleros?
No lo entiendo. Pienso que cada costalero es responsable y honradamente sabe cuales son sus limitaciones. Por otro lado creo que entramos también en el plano devocional. Hay costaleros al igual que nazarenos que realizan su estación de penitencia en varias hermandades y nadie debería limitar algo tan personal. Por otro lado, el capataz, como máximo responsable es quien debe saber quien  le cumple y quien no y actuar en consecuencia.

Paso de palio de la Virgen de los Desamparados saliendo de su sede

- ¿Realmente qué ocurrió en San Esteban con Los Ariza?
Creo que no es el momento ni el medio para explicar algo tan delicado, o al menos así lo creo yo. La junta de gobierno tiene por escrito los motivos que me motivaron a renunciar a mi puesto de capataz después de este Martes Santo y no quiero que ningún hermano se pueda sentir molesto por alguna declaración mía. Pero si te diré que fue una decisión difícil y amarga después de ocho años de entrega y cariño por nuestra parte. Soy hermano de la hermandad y estaré siempre a su servicio. Las hermandades siempre deben estar por encima de sus juntas de gobierno. Y estoy satisfecho porque después de tantos problemas el Martes Santo se pudo apreciar el buen trabajo de su cuadrilla de costaleros. Gracias a todos.

- ¿Deben las cofradías obligar a los costaleros a hacerse hermanos?
Creo que debemos ser hermanos por devoción y no por obligación.

- ¿Todo el mundo puede ser capataz en los tiempos que corren?
Todo el mundo no puede ser capataz. Ni todos valemos para esto. Cada cual que actúe en consecuencia y las juntas de gobierno que asuman sus responsabilidades.