CALENDARIO COFRADE

SEGUIDORES

sábado, diciembre 06, 2014

EN MI HUERTO DE LOS OLIVOS

¿QUE QUEREMOS?

Que poco falta para la llegada de nuevo del Hijo de Dios, y aun sabiendo que este momento llega todo los años en la misma fecha, seguimos con nuestros dimes y diretes sobre las hermandades y cofradías, sobre costaleros y capataces, sobre bandas y músicos, etc. Y lo peor de todo esto que solo nos importa este tipo de cosas y no valoramos cuales él porque religioso de todos estos temas que nos traen por la calle de la amargura.

Señores, esta precioso todo lo que hacemos en nuestra hermandad o lo hacemos por nuestra arrogancia y nuestra falta de humildad, porque esto lo hice yo o te gusta lo que he hecho que ha sido gracias a mí.

Todo esto está muy bien, pero nos estamos olvidando de los valores de la cristiandad. Nosotros veneramos a Él, a sus actos y formas, de verdad creen ustedes que estamos haciendo lo que Él nos enseñó y nos mostró. O solo, estamos para el folclore de los pasos, de las marchas, de que me vean con mi traje, mi vara y mi medalla y digan mira fulano que va de representación.

Quizás debamos mirarnos al corazón y no tanto el ombligo, y ver si realmente tengo mi conciencia tranquila, o no. Si verdaderamente soy cristiano y tengo principios, no vale esconderse en una fachada irreal porque más tarde o temprano se te va a ver y vas a quedar como el mohoso.

Bueno después de esta pequeña reflexión, es muy triste ver lo que pasó ayer en la mañana en Palma del Río. Las imágenes son muy duras, por casualidad me llegaron algunas a mi móvil, y entiendo perfectamente que la hermandad no quiera que se publiquen. No son agradables. Y menos aún para los hermanos de esta corporación palmeña. Es como si le hubiese pasado a una madre o un hijo.

Ya no sabes que pensar. Es a lo que iba en mi reflexión anterior. Si nosotros no empezamos por nosotros mismos como vamos a pedir a los demás que lo sean. Los valores se están perdiendo, pero que los perdamos nosotros que vivimos este mundillo con una intensidad pasional, como vamos a pedir a los demás que sean como nosotros.

Es muy triste ver esta desidia por parte de los cristianos, y digo cristianos, porque no entiendo que se sea cofrade sin ser cristiano con los valores que Él nos dejó como muestra. Ahora habrá comentarios y opiniones de todo tipo, cuidado desde la prudencia y saber estar. Viene un tiempo muy bonito, muy especial, seamos honestos con nosotros mismos y de camino con los demás.

Tendremos que esforzarnos en intentar que este mundo vaya un poco mejor, si esperamos que cuando el otro lo haga o empiece, yo lo haré o empezaré, por mal camino vamos. De todas, formas antes de ver la paja en el ojo ajeno, tendremos que ver la viga en el propio. Seamos más humildes y obremos de corazón, aunque a muchos esto le suene a cuento chino, lo más doloroso que muchos digan que son cristianos y lo peor de todo cofrades.

Pachi Giraldo