CALENDARIO COFRADE

SEGUIDORES

sábado, diciembre 13, 2014

ENTREVISTA AL CAPATAZ JEREZANO D. MARTÍN GÓMEZ MORENO (1)

ENTREVISTA A D. MARTIN GÓMEZ MORENO

Iniciamos aquí la entrevista a D. Martín Gómez Moreno, capataz jerezano, que comienza como capataz en el año 1984 donde se pone al frente del misterio de la Cena de Jerez. Después de su estupendo trabajo en el misterio mencionado vinieron otros pasos hasta hoy en día. Capataz con una gran personalidad y formas que lo distinguen de los demás. Apasionado del mundo del costal, trabajadera y del llamador. Sin más, aquí le mostramos la entrevista. Espero que les gusten como me ha gustado a mí.





- ¿Cuál fueron sus inicios cofrades? ¿Y de costalero? ¿Y  cómo capataz?

- Vestía el túnico nazareno de la mano de mi abuela y mi tía en la Noche de Jesús (madrugada del Viernes Santo, como se denomina en Jerez). Luego empecé como hermano de Nuestra Madre y Señora de la Soledad, de la que hoy tengo el enorme privilegio de ser su capataz. Mis comienzos como costalero fueron en el paso de palio del Dulce Nombre y luego al año siguiente como costalero del Cristo de la Buena Muerte de la misma hermandad. Esto lo compatibilicé con ir en el equipo del desaparecido Sacrificio Martínez hijo, de la saga de los Sacrificios, capataces de mucha historia de Jerez y también en el equipo de Manolo Galloso, en el Santísimo Cristo de la Esperanza, del cual también en mi carrera he sido su capataz. Mi periplo costalero termina en las trabajaderas de la Sagrada Cena, justo cuando empieza mi carrera como capataz, dejando las trabajaderas para dedicarme plenamente al oficio del que me siento absolutamente enamorado y orgulloso de pertenecer.

- ¿Es hermano de?

- De la Cena, de la Soledad, de la Borriquita y del Santo Crucifijo de la Salud.

- ¿Qué es para usted ser capataz?

Cuando realmente crees en el destino y éste te depara la enorme suerte de poder dedicarte a algo de lo que te sientes íntimamente ligado, no puede ser otra cosa que un absoluto privilegio. En cambio, eso sólo puede provocar una tremenda responsabilidad y una entrega absoluta al oficio que heredamos de aquellos que un día decidieron hacer del trabajo costalero un arte, el del andar de los pasos. En definitiva, como digo,  un privilegio y siempre, siempre estaré en deuda con Dios y su bendita Madre por ponerme en este sitio. 

- ¿Capataz hermano de su cofradía o prefiere no ser hermano de los pasos que saca?

No creo que sea importante esa distinción. Lo que debe primar es la entrega, el conocimiento del oficio y, por supuesto, la responsabilidad de entender la importancia de lo que se te está entregando, que no es ni más ni menos que la devoción de muchísima gente. Eso son palabras mayores como para detenernos a pensar si lo importante es ser o no hermano de la cofradía que mandas. El respeto a las cofradías, a sus hermanos y al oficio es lo realmente importante.

- ¿Qué opina de las hermandades que cambian de estilo según la nueva junta que entre?

Entiendo que en cofradías jóvenes se den ciertos cambios hasta conseguir su identidad. Dicho esto, no podemos perder el norte en lo absurdo de cambiar por cambiar. Debemos ser fieles a nuestras tradiciones, a nuestras raíces, ya que eso nos hará siempre respetar y valorar mucho más dónde nos encontramos.

- ¿Qué diferencia hay en Jerez en la forma de cargar los pasos?


Diferencia en los conceptos creo que ninguna. Nunca olvidamos que bebimos de las fuentes sevillanas y en ese estilo nos movemos, conviviendo la herramienta del costal y la molía en perfecta armonía.