CALENDARIO COFRADE

SEGUIDORES

sábado, marzo 21, 2015

EN MI HUERTO DE LOS OLIVOS

SÁBADO DE ILUSIONES, SÁBADO DE EMOCIONES

Después del sábado de ilusiones pasado, en los cuales pude disfrutar como hacía tiempo que no lo hacía, después de los sin sabores que la vida cofrade te da casi de continuo, vino uno. La verdad que fue un día muy especial y distinto a los demás. El día después de una noche llena de emociones y buenos consejos por parte de una muy buena amiga cofrade sevillana, prometía sensaciones inolvidables, eran buenos augurios a una noche pregonera del costalero de la ciudad de Córdoba.

Sólo puedo estar agradecido a la comisión organizadora del Pregón del Costalero de la ciudad de Córdoba, por todo los que me han transmitido en estos tres meses, que ha habido desde la designación hasta llegar al sábado del pregón. Gracias por el entusiasmo que habéis compartido conmigo, ya que con él, habéis conseguido que vuelva a tener ilusión en este mundo tan ingrato e injusto de las hermandades. Gracias por las ganas que teníais de pregón y que cada vez que me citabais me transmitíais las ganas y la ilusión de seguir con un Pregón del Costalero que debería ser para todos los que se consideran costalero algo más que el pregón de alguien que quiere expresar que se siente como costalero. GRACIAS.

En una presentación llena de recuerdos, sentimientos, vivencias por parte de mis hijos, los nudos en la garganta de todos los allí asistentes se notaban en  algunos ojos un poco más enrojecidos y algún labio algo más tembloroso de lo normal. A mis dos joyas, solo puedo darles las gracias por esa presentación que llevaré como bandera con orgullo, honor y gloria. GRACIAS.

También doy las gracias a las palabras del párroco D. José Juan, me alegro que le gustara mi pregón al igual que me gusto a mí, el altar con el Santísimo Cristo de la Providencia, montando en su altar de cultos con esa altura de esa impresionante imagen.

Al igual que a la A. M. de la Santa Cruz de Benamejí, por sus marchas llenas de sentimiento y emoción al igual que su compostura y decoro durante el pregón hasta llegar al final apoteósico con la marcha Oración.

Así espero que por parte de la hermandad de la Santa Faz, con sus avatares, no pierda este pregón que recogieron cuando otros no les atraía y que no dejen de pregonar con los distintos pregoneros que se siente como costalero.

Hablaba en mi pregón de lo que nos enseñaron cuando comenzaba a ser un intento de costalero con quince años. Hubo algo que me inculcaron que era el respeto por este oficio, por los que fueron costaleros, por los que eran en ese momento y me enseñaron. Los valores era algo muy importante que se tuvieran en cuenta. Y porque digo esto. Porque me ha llegado una foto de un costalero en un ensayo que yo iba como algo que no se debe de dar. Yo entiendo que algunos costaleros de hoy en día tienen un master en ropas y en hacérselas. Quizás el error nuestro fue dejar que las ganas de un costalero novel que quiere saber qué se siente debajo de un paso, como ser costalero con un costal nuevo sin tratar, nos pudo a la hora de colocarle la ropa, en especial a mí. Fueron tres o cuatro veces las que intente colocarle la ropa, pero ese costal estaba duro y recio como son los costales recién hechos y no lavados ni tratados. Pero algo tan importante que me enseñaron era el respeto. Y al que ha hecho la foto y la ha publicado con no sé qué intención, buena no lo fue, pues me gustaría ver que hubiese hecho él ante la ilusión y ganas de este muchacho. Supongo que este señor será allegado a Jorge Javier Vázquez, por el asunto del chismorreo y de la crítica mala y sátira. Te puedo decir que este muchacho, o yo, no tenemos un master en hacer costales, pero en ilusión, educación y respeto no nos llegas ni a la suela del zapato. Me gustaría verte y conocerte para explicarte lo que son valores, modales y educación. Tienes que ser una máquina de hacer costales, pero si tan bueno eres, porque no me enseñas a mí y a otros pocos. Estaríamos encantados. Porque nosotros te podríamos enseñar otras cosas que te harían ser como mínimo, mejor persona.

Lo dicho, que pienso seguir disfrutando de mi pregón del costalero, porque exprese mis sentimientos, experiencias y vivencias desde el corazón. Así que van los tres golpes de llamador para levantar un paso o llamaremos a la cola.

Faltan sólo 8 días para que la Entrada Triunfal, levante al cielo de Córdoba pasando ese pórtico de inocencia infantil vestida de hebreo.

Allí nos vemos.


Pachi Giraldo.