CALENDARIO COFRADE

SEGUIDORES

sábado, abril 11, 2015

EN MI HUERTO DE LOS OLIVOS: HACE YA UNA SEMANA

HACE YA UNA SEMANA

Hace ya una semana que vimos de nuevo como resucitaba el Más Grande de los Hombres en la Tierra. Y ello nos lleva a empezar de nuevo a contar hacia atrás nuestros calendarios en busca de ese Domingo de Ramos que de nuevo nos lleve a los nervios de esta semana tan importante en nuestras vidas. Y la verdad, que no me esperaba disfrutar tanto como lo hice. Me di cuenta desde fuera que vi a muchas hermandades que en nuestra ciudad queremos ser más de lo que podemos o sabemos.

Y porque digo esto, porque vi cosas que de verdad te dejan helado y otras que te dejan satisfecho y un sabor de boca muy satisfactorio. Pero claro casi siempre en nuestras vidas y forma de entender la vida y más aún lo cofrade, como nos falta humildad por los cuatro costados, veremos más y mejor las malas cosas que hacen otros y no veremos las buenas porque nos gusta eso.

Por empezar hay hermandades que no saben dónde tienen el norte, ni que son ni a dónde van. Son eso cofradías que sacan pasos porque hay que sacarlos. Sin criterio ni son. Sin sentido religioso ni cristiano. Para que algunos se regodeen de llevar una túnica tapados, porque no podrían ir por la vida con la cara descubierta, sin ser conocidos y mirados, porque son de todo menos cristianos y cofrades. Quitar el sentido a los misterios en su posición, refundar hermandades bajo el criterio de unos que creen que es lo mejor para sus hermandades ahora, obviando cuales el criterio con el cual se iniciaron e intentando descubrir algo que ya está descubierto y lo mejor de todo decidir cómo tienen que ir vestidas las sagradas imágenes al antojo o capricho de algunos nuevos iluminados.

Hay costaleros que siguen creyéndose los principales protagonistas de la Semana Santa. No se me puede olvidar viendo la salida de una hermandad que llevábamos allí unos cerca de una hora y cuando sale su paso de palio, porque es de ellos, se colocan delante de los que estábamos allí, para hacerse un video. Se les dijo que se quitarán de allí y contestación que dieron que ellos eran costaleros de aquel palio y eso es lo que hay. Mis tontos costaleros contemporáneos habría que verlos en otro momento de esta historia que sería de ellos.

Capataces que se creían que son buenos y sólo han demostrado que son de ese grupo de capataces y contraguías en el cual estamos casi todos. Buenos capataces hay, porque los hay. Pero los que son buenos de verdad, lo volvieron a demostrar porque llevan años haciéndolo más veteranos y con el reloj parado como dicen pero no veas que manera de saber mandar, con unos pocos menos de años pero qué manera de mandar en los pasos y más noveles. Hay otros que se creen y solo pueden hacer lo que han hecho en el paso que llevaban o en más de uno que sacaron y encima la liaron.

Bandas que vinieron de lejos, otras que dejamos que marcharán, y bandas que siguen saliendo. Unas volvieron a demostrar que si son bandas para venir a tocar a nuestra ciudad. Otras que solo tienen ya nombre. Otras que apenas hemos escuchado en nuestra ciudad y dan aplausos por dejar que toquen en otros sitios. Otras que han mejorado una barbaridad y ahora nos daremos cuenta de lo que no hemos sabido valorar. Y otras que de verdad, no dan la talla para tocar en Córdoba o en las hermandades dónde lo hicieron porque aquí hay que tocar, al igual que en otras solo con que toquen lo que han tocado tienen más que suficiente.

Dice el refrán que si quieres un personajillo dale un carguillo. Y que verdad más grande. Quienes dicen que saben montar pasos y aún le quedan años por aprender, pero con ganas de aprender no con prepotencia y arrogancia, después llegan los sustos que llegan, sino con humildad. Fiscales de tramo, o como lo quieran llamar en las distintas hermandades de las que sean hermanos. Con la calor que ha hecho este año, y a Dios gracias, porque las pudimos ver a todas, debajo de las túnicas van personas y si te piden agua es porque necesitan beber agua y más aún si la túnica es de negro o de terciopelo. Me quedo con la foto de ese nazareno de tramo de una hermandad descalzo y con su adorno en la tobillera. O esos otros con sus móviles en la mano, muy importante ver lo que tienen en sus móviles. Donde está el sentido de Estación de Penitencia. O esas presidencias dadas la vuelta contemplando en primera fila cómo van los pasos de sus cofradías.

Por favor, seamos más humildes que Él nos enseñó el camino y dejemos de lanzar culpas a los demás porque lo que yo he hecho lo hice bien y como soy yo, no me pude equivocar.

Hay hábitos de nazareno que están muy bien, cada vez mejor, pero tan bien es cierto que hay otros para tener un cabildo en la hermandad y darse cuenta de cómo tienen las túnicas. Pero claro para eso hay que querer darse cuenta y eso es difícil. Aquí lo que impera es la banda que nos toca, el número de costaleros, y no el número de nazarenos. Si todos los que hemos sido costaleros fuésemos capaces de colocarnos la túnica en nuestra hermandad habría cortejos más dignos que en algunas hermandades han sido patéticos.

Me gustó mucho poder ver a algunas hermandades con más sitio que en otras ocasiones, simplemente con el hecho de adelantar sus salidas y teniendo un recorrido más amplio. Aunque también hay que decir que es soporífero ver a hermandades que no llegan a los doscientos nazarenos y que tarden en torno a una hora por un mismo punto de paso y otras que no tienen apenas nazarenos, tienen más costaleros, es para que se lo miren. Al igual que todos estos costaleros pagarán papeleta de sitio como los nazarenos.

Hace ya una semana y me quedaré con las cosas buenas que he visto, y tengan en cuenta una cosa que más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer, porque estoy casi seguro que con la actitud que solemos tener de prepotencia, arrogancia, vanidad, de estar mirando nuestro ombligo será muy difícil.

Bueno ya paso la Semana Santa, tiempo de reflexionar y ser honestos como cierta hermandad que reconoce que se equivocaron, piden perdón, y comienzan a preparar las cosas para el año que viene para no cometer esos mismos errores. Enhorabuena a esa hermandad y su junta por esa cura de humildad. Deberían de tomar nota más de una que van de sobradas.

Pachi Giraldo