CALENDARIO COFRADE

SEGUIDORES

viernes, diciembre 11, 2015

EN MI HUERTO DE LOS OLIVOS: "QUE TE COMPRE QUIEN NO TE CONOZCA"

“QUE TE COMPRE QUIEN NO TE CONOZCA”

Está visto que dar una opinión sobre algún tema, conlleva como es natural, que haya gente a tu favor y otros que no lo estén. Hasta ahí, todo normal y correcto, pero cuando se meten con uno por dar una opinión y no ser de tú gusto, no te da derecho a faltar el respeto y mucho menos a perder la educación y la vergüenza. Cada uno sabrá el porqué de sus actuaciones y de sus comentarios, y que cada cual sujete su vela. Yo sujetare la mía como llevo haciendo desde hace muchos años con educación, respeto y vergüenza.

De igual manera hay gente que te respeta y con la misma educación y vergüenza te dice las cosas como se deben de decir, estén o no de acuerdo contigo. Lo mismo, que hay otros que entienden el problema y no comparten la opinión de los que alborotan y llegan con comentarios que no son ciertos y si lo fueran por las formas pierden toda la razón.

Es de agradecer que haya hermandades preocupadas en mostrarnos, que la vida de las mismas está por encima de capataces y costaleros, de bandas y ensayos, que tras todo esto hay mucha más vida y sentido en sus actuaciones. Esperemos que la llegada de este tiempo de Adviento, nos haga recapacitar a cada uno de nosotros, lo que somos y lo que queremos ser. Y sobre todo, que nuestros corazones sean más humildes, sencillos y sinceros. Esperemos que la llegada, un año más, del Divino Salvador, nos haga más humanos ante los problemas verdaderos del día a día.

En una semana tendremos uno de los días más esperados. El día de Ntra. Sra. de la Esperanza. Deseamos que todos nuestros lectores, sean cofrades o no, tengan siempre un motivo de Esperanza por agarrarse al devenir de los acontecimientos en nuestras vidas. Y si nos vemos por alguno de los besamanos que inundaran nuestra ciudad, lo hagamos con la actitud de disfrutar de un día que será espléndido, como para tener que estropearlo.

Este puente pasado también fue intenso en besamanos a nuestras imágenes marianas, como no podía ser de otra manera en la festividad de la Inmaculada Concepción. Además tuvimos una procesión de la Inmaculada, de la Parroquia de Ntra. Sra. de la Paz, San Basilio, en la cual los grupos jóvenes de nuestras hermandades dieron su muestra de fe al Sine Labe Concepta, de María.

Así pues, en el comienzo del Año Jubilar de la Misericordia, Bula Misericordiae Vultus, deberíamos todos leernos la encíclica de nuestro Papa Francisco, que sigue dándonos muestra de cuáles el camino que debemos de llevar cada uno de nosotros. Así como Él mismo está haciendo ya “que el pueblo cristiano pueda reflexionar sobre las obras corporales y espirituales de la misericordia. Será una manera de despertar nuestra conciencia, demasiado a menudo sorda frente a la pobreza”.

El que tenga poco más de media hora de lectura, que lo haga porque, creo que verá las cosas desde otro punto de vista y nos desde la discordia que parece estar instaurada en nuestros corazones y en nuestras cabezas. Estamos demasiado preocupados en el “yoismo” o mejor dicho en el egocentrismo que solemos tener cada uno de nosotros. Si pensáramos un poco más en los demás y no nos miráramos el ombligo, con tanta asiduidad, creo que nos iría mucho mejor a todos. 

De todas formas, espero que sean felices con ustedes mismos que se acercan fechas para ello. Miren su corazón y dejen ese orgullo ciego a un lado. Tanto con sus familiares y amigos con los cuales perdieron una relación, que si llegara un fatal desenlace, te quedarás con el recuerdo que hubiese pasado si hubiese tomado otra actitud, pero que mi orgullo me cegó. Así que piénsenlo que seguro será mejor perdonar y volver a entablar esa relación un poco distanciada y olvidada.

Sin otro particular me despido de ustedes a poco más de catorce días del Nacimiento del Hombre más grande del Universo, y que lo queramos o no, estamos en este mundo cofrade en torno a Él. Sean felices con ustedes mismos y esa felicidad la irradiaran a los demás.

Pachi Giraldo.