CALENDARIO COFRADE

SEGUIDORES

viernes, marzo 18, 2016

EN MI HUERTO DE LOS OLIVOS: EN PLENA EBULLICIÓN

EN PLENA EBULLICIÓN

Pues como el que no quiere que llegara, esto está aquí ya. El sexto viernes de Cuaresma, el Viernes de Dolores, está en plena ebullición de Vía Crucis, los últimos besamanos, los últimos detalles se perfilan para que en la víspera del Domingo de Ramos este todo preparado y dispuesto para que dé comienzo la Semana más grande de los católicos y cofrades.

Así cada uno empezaremos a vivir nuestra particular Semana de la Pasión de Cristo. Así cada el pasado viernes 11, en el Cerro de Córdoba, viví el Vía Crucis del Stmo. Cristo del Amor. Un Vía Crucis lleno de emociones y sentimientos. Cada vez que se llevaba a la casa de algún enfermo o impedido, devoto de su Cristo del Amor. Lo mejor verles la cara a todas estas personas. Por otro lado, aquel grupo de mujeres, unas mayores por edad y otras de religiosas que disfrutaron de poder portar a su Cristo del Amor. Otros que llevaron a su Cristo, tanto los que se quedaron porque son de su Cristo del Amor, este quien este, como los que por otros motivos no comparten ahora los designios de su hermandad. Un Vía Crucis lleno de emociones, de sensaciones, de vivencias. Algunas más satisfactorias que otras, experiencias que se quedarán en mi memoria.

Como esa señora, que me abrazaba y me daba las gracias por haberla dejado llevar a su Cristo del Amor. Ese instante, esa emoción, esa experiencia inolvidable me la llevo conmigo y los que estuvimos allí encargados de la organización de los relevos y del caminar del Cristo del Amor. Como las gracias de otra mujer acompañada de su hijo que también tuvieron la oportunidad de poder llevar sobre su hombro a su Cristo. Como las de otras personas que quisieron coger y llevarlo. Igual de respetables como la de otros que no se vieron valientes para poder portarlo.

Esa tarde noche fría que se empezaba a notar en algún cuerpo fue inolvidable. El quinto viernes de Cuaresma.

Así continua el discurrir de actos de unas hermandades y otras. El domingo, en la población de San Sebastián de los Ballesteros, comenzó a las 11h., de la mañana el ensayo solidario de recogida de alimentos. Dichos alimentos se le han dado en labor social a la Hdad. del Rescatado de Córdoba, que a buen seguro sabrá a quien concedérsela. Echamos una mañana estupenda donde el tiempo nos acompañó y donde después tuvimos una convivencia magnífica. Gracias por momentos tan buenos y con un fin de verdad social.

Por la noche me dispuse a participar en el Vía Crucis de Ntro. Señor JesúChristo del Santo Sepulcro, en un Vía Crucis que por su solemnidad y por su tradición en sus maneras de proceder cada año está cogiendo más peso tanto en hermanos como en devotos y cofrades. Otros Vía Crucis que estaban cogiendo un singular estilo se cambian en función de las distintas juntas de gobierno que gobiernen las hermandades. Es triste decir esto, pero es así. Queremos hacer historia no por mantener las costumbres que van cogiendo años, sino por los cambios de las juntas de gobierno. Bueno cada uno sabrá lo que debe de hacer o no, en su casa. Pero deben de tener ese criterio para todo y todos.

Espero que hoy hayan ido a ver a la Señora de Córdoba, Ntra. Sra. de los Dolores Coronada para rezarle y que nos bendiga, que falta nos hace y más aún cuando pensamos más en cada uno de nosotros, en el “yoismo”. Quizás nos iría mejor si pensáramos en los demás también un poquito.

El pasado sábado de Pasión, tuvimos el privilegio de escuchar al pregonero D. José Juan Jiménez Güeto, y en ese pregón nos dijo que defendiéramos nuestras costumbres, que seamos cofrades y ante todo cristianos, que esa es la base fundamental cada día, la tenemos un poco más en el olvido.

Mañana disfruten de una jornada de Sábado de Ramos que será histórica con las cuatro salidas procesionales que tendremos por distintos barrios de nuestra ciudad que aún no tenían hermandades y disfrutaremos de un sábado único en Córdoba. Grandes estrenos que harán un prólogo inolvidable a nuestra Semana Santa.

Entonces disfruten de la inocencia e ilusión de los hebreos de la Entrada Triunfal, de los nazarenos burdeos y negros de Santiago, de los negros y blancos dominicos del Cerro, del verde oliva y blanco del cortejo nazareno del Huerto, del verde esperanza y blanco de la Esperanza, del morado y blanco del Rescatado el Domingo de Ramos.

El Lunes Santo disfruten del azul y merino del barrio de la Huerta de la Reina, del blanco y burdeos de la Sentencia, del merino y burdeos de la Vera Cruz, del negro de Ánimas y del Cristo de la Salud, del merino con escapulario de la Merced.

El Martes Santo disfruten de los monjes de la Universidad, de los nazarenos azulones con su capa blanca de la Agonía, con el merino y azul de la Sangre, con las túnicas de cola rojas del Buen Suceso, con las de cola también de la Santa Faz blancas y azules y con las del Prendimiento con su capa al vuelo y antifaz azul.

El Miércoles Santo comenzaremos con las moradas del Calvario, continuaremos con las blancas y azules de la Pasión, seguiremos con el silencio blanco de la Misericordia, el Perdón con su antifaz negro y túnica y capa blanca, con el burdeos del Cristo de la Piedad, la Paz y Esperanza traerá  sus nazarenos blancos.

El Jueves Santo se vuelve un poco más serio en las vestiduras de nuestros nazarenos así comenzaremos con las túnicas con escapulario del Nazareno, vendrán las negras y moradas del Caído, seguirán las túnicas negras y antifaz rojo del Señor de la Caridad, a continuación llegará la Sagrada Cena con su merino y antifaz burdeos y alguno verde anunciándonos la pronta venida de la Virgen del Valle, después el blanco y negro con el escapulario trinitario del Cristo de Gracia y acabaremos esta jornada con el negro brillante de las túnicas de las Angustias.

La penúltima jornada comenzará con el negro de cola de las túnicas de Buena Muerte y sus antifaces de un metro cinco en la madrugá solitaria cordobesa. Ya por la tarde tendremos las túnicas marrones inconfundibles franciscanas de la Soledad, le seguirán las de cola negra de la Expiración, para llegar el tono más jovial del Viernes Santo con el blanco de las túnicas y burdeos de los antifaces del Descendimiento, para seguir el negro del nazareno y capas de terciopelo de los Dolores para acabar con la majestuosidad de los nazarenos negros de doble cola y capirote de altura del Santo Sepulcro.

Y para volver a tener una alegría en nuestras vidas llegarán las blancas con fajín azul del Resucitado, diciéndonos que tenemos la buena nueva de la Resurrección,

Esto está aquí ya. Todo está preparado y dispuesto tanto en las hermandades como en la casa de cada uno de los cofrades y jartibles de este mundo. Espero que disfruten de cada una de las hermandades que tenemos en nuestra Córdoba, o de cualquier otra ciudad o población de la geografía española. Disfruten sean felices y demuéstrenlo a los demás.


Pachi Giraldo