CALENDARIO COFRADE

SEGUIDORES

viernes, noviembre 11, 2016

EN MI HUERTO DE LOS OLIVOS: LAS MANOS ARRUGADAS

LAS MANOS ARRUGADAS

Es cuando te das cuenta, de los años y siglos que nos llevan de ventaja, en la ciudad hermana de Hispalis. Cuando ves el cortejo que llevaba en la Salida Extraordinaria de Jesús del Gran Poder, con la variedad de edades al comienzo de su cortejo y conforme iban pasando las primeras unidades te veías ya, como las canas se dejaban entre ver un poco más, pero también es cierto que canas hoy en día las hay desde muy temprana edad. Entonces el detalle que no falla son las manos arrugadas de los últimos componentes que iban desfilando delante de la majestuosidad de la llegada del “SEÑOR”. Impresionante la compostura de todo el cortejo, como impone esa Cruz de Guía que ante la marea humana, en plena ebullición, de algarabía, de festiva por la mañana, se abriera y se callara ante ella. Tan impresionante que se dejaba ver para que el Señor volviera a su Basílica, repartiendo con su Gran Poder que emana desde cualquier punto donde se pudiese distinguir la silueta sin igual, la Misericordia de Él.

Entonces te das cuenta, que nos falta mucho, mucho, aún para poder llegar a la altura de ellos. Como esa comitiva tan amplia de hermanos en media hora pasaba entera, desde que la Cruz de Guía pasaba por un punto hasta que pasaba, Él. Un cortejo de unos 700 hermanos, entre los cuales había unos poquitos cordobeses acompañando a su Señor del Gran Poder. Entonces te das cuenta, cuáles el verdadero sentido de salir en una Extraordinaria. Era el Señor del Gran Poder y a nadie se le paso por la cabeza, de sus hermanos y Junta de Gobierno, acompañamiento musical de ningún estilo. Costaleros solo se vieron en los puntos de relevo, al salir de debajo del paso, se iban al siguiente punto de relevo y no formaban ningún tipo de jaleo. Un comportamiento ejemplar, que más de uno debería de tomar nota. Y entre ellos, yo el primero.

El cielo azul, precioso era la mejor alfombra celestial, para ver como caminaba el Señor con la luz del día. Si, era el Gran Poder, a la luz del día. Se veía precioso, perfecto, impresionante, imponente, único y quien sabe cuándo podremos ver de nuevo la cara del Señor con esa luz y cualquier día. Podría seguir poniendo adjetivos. Ese cortejo que me ha dejado impresionado, que manera de andar, que magnífica puesta en escena y que manera de saber a quién estaban acompañando. Me quedo sin palabras.

Entonces cuando haces la comparación, que es inevitable, es comprensible que en nuestra ciudad ante el paso de las hermandades, por un mismo punto, se hagan eternas el paso de las mismas. Y tienen muy claro que están realizando. Así es fácil de ver las manos arrugadas, tanto en nazarenos, como en acólitos, como en costaleros. Se trata de saber coger lo bueno, no sólo lo que nos interese, que por ser interesante no significa que sea lo bueno.

Volvamos a nuestra ciudad que la verdad que tiene mucho por comentar de unos y otros. Quizás si antes de poner la salida de una procesión en la calle, se dijera y se fomentara el verdadero sentido de la misma, quizás nos iría mucho mejor. Yo pienso que sí. Si las Juntas de Gobierno de nuestras hermandades estuvieran más completadas de nazarenos y no de tantos costaleros, capataces y de miembros expertos en qué banda le pega a los pasos de mi hermandad y que marchas le deben de tocar, creo que nos iría mejor. Yo pienso que sí. Y no estoy diciendo que no los haya. Digo que no haya más de estos, que de nazarenos y sobre todo de católicos y sabiendo que se debe de hacer. No pensar tanto en cambiar capataces, que si hay que cambiarlo se cambia, pero hay seguro, asuntos más importantes a debatir primero. Cada uno sabrá que debe de hacer primero en su casa.

Continuamos con temas candentes. Qué bemoles le ha echado otro Párroco, al rechazar a otros dos candidatos que presentaron sus personas encabezando unas Juntas de Gobierno. No sólo ha cogido los motivos cofrades que son importantes, pero ha tenido en cuenta que hay primero otros. Ya son dos sacerdotes que han dado este paso en dos hermandades en nuestra ciudad. Y me hago una pregunta. ¿Está bien hecho? ¿Se habrán equivocado? ¿Y los otros que han mirado a otro lado? O no han querido jaleos en las hermandades de sus Parroquias y acceden sin miramientos.

Bueno pues les voy a dejar que por hoy creo que está bien. Sean felices y extrapólenlo.

Pachi Giraldo


Pd.- Llega la hora de la solidaridad con los más necesitados, ayudemos, cada uno en la medida que pueda. Pero como siempre es por estas fechas. ¿Por qué no lo intentamos durante todo el año? No digo que no se haga. Pero vamos a darle más transcendencia.