CALENDARIO COFRADE

SEGUIDORES

viernes, febrero 17, 2017

EN MI HUERTO DE LOS OLIVOS: "COFRADES LOW COST"

“COFRADES LOW COST”

Foto: TranslateMedia


Me comentaba una compañera de trabajo esta mañana que había visto una peluquería donde la peinaban por 5€, un tinte por 5€, o sea una peluquería low cost. Se me vino a la cabeza, lo de low cost, porque creo que nos viene como anillo al dedo. Y me explico. Hoy en día es muy complicado no darte cuenta que los tiempos en la vida han cambiado demasiado y además muy rápidamente. Y cómo es lógico en el mundo cofrade de igual manera.

El título viene a locación que desde el año pasado me estoy encontrando en demasiados sitios y eventos, que de la humildad que se tenía antes por los que ya estaban, nos gustara o no lo que hacían, se estaba allí y se quería aprender. Si había algo que no nos gustaba o no entendíamos preguntábamos el porqué de aquello. E intentábamos demostrar con mucho trabajo que había otras maneras de realizar las mismas cosas. Ahora hay muchos jóvenes que si no les gusta lo que hay ahora, está mal hecho o estamos equivocados o no sabemos coger las cosas que tienen otras “Semanas Santas”. Es cierto que por aquel entonces ya llegaban, algunos que otros coletazos, de un poco más abajo del Guadalquivir. Subían contracorriente, y llegaban a aquellos “jartibles” que cambiaron y creo que para bien a nuestra Semana Santa de finales de los años setenta y comienzos de los ochenta. Que era otra Semana Santa, mucho más seria, un poco más parecida a la castellana. Y no significa que la Semana Santa castellana sea fea o mala, es como es. Sino por una seriedad y sobriedad. Luego hablo de este aspecto.

Tenemos que entender por muy difícil que nos sea, que quizás el libre mandato de antaño en algunas hermandades no se de ahora. Y fíjense, son los más jóvenes los que ahora parece que han cogido el toro por los cuernos. El problema de estos jóvenes que quizás les falten aún horas de la idiosincrasia de la hermandad en la cual están ahora ellos. Para ello habrá que estar a su lado para que no pierdan la línea que hay que seguir. También es cierto que a algunos es imposible decirles nada porque directamente se creen ya seres superiores a los demás. El tiempo pondrá a cada uno en su sitio. Ya lo verán.

A mí, me enseñaron que dentro de una hermandad hay unas jerarquías que a mí, no me parecieron malas en ningún momento. Me parecieron malas cuando esa gente más curtida, se creían seres superiores que estaban cerca de la divinidad. Y es ahora que las nuevas hornadas de cofrades directamente se saltan estas jerarquías, a cualquier nivel. Estas nuevas hornadas directamente están aprendiendo de “Youtube”.

Pero nosotr@s empezamos por ejemplo con cintas de cassette y discos de vinilo, de ahí pasamos al video, primero era Beta y después VHS, y ya él no va más fue la llegada de los Cd’s y algo más. Si se dan cuenta hay una serie de requisitos que nos hacían darnos cuenta que la vida evolucionaba. Pero todo esto era con gente alrededor. Nos juntábamos y teníamos ganas de terminar para hablar, discernir, tomándonos un perol, un bocata con una cerveza, un refresco o medio de vino. Tenemos que coger las nuevas tecnologías pero sin olvidar lo que teníamos antes. Lo que tenemos ahora es gracias a unos pocos locos cofrades que cambiaron el paso y tendremos que agradecérselo toda la vida. Y luego vendrán otros que nos cambiarán muchos aspectos en la vida cofrade, pero no debemos de olvidar a aquellos. Esperemos que esta nueva moda low cost, no nos invada, no sólo en las hermandades sino también en las relaciones personales, que creo que si lo está haciendo.

El otro día escuchaba a dos personas importantes, en dos cuadrillas de costaleros importantes, de dos ciudades importantes, unas conversaciones que me pusieron el vello de punta. Pedían los dos casi lo mismo. Pedían compañerismo. Pedían compromiso. Pedían amistad. Pedían respeto. Pedían humildad. Pedían aspectos y valores que estamos perdiendo. De verdad. Antes cuando yo era costalero, me daba igual que cayeran chozos de punta el día del ensayo. Yo iba al ensayo. Y si se suspendía el ensayo, eso sucedía en el lugar y hora del ensayo. Yo iba allí encantado aunque no ensañara. Ahora van, si yo soy el protagonista de turno. Que no señores, que nos estamos equivocando. 

Nos estamos convirtiendo en cofrades low cost. Que hay muchos más aspectos y valores que deberíamos de incentivar y a la vez de aprender. Que no sólo hay ensayos, costaleros, músicos. Hay cultos, hay limpieza de enseres, hay labor social, hay actividades distintas que son impresionantes de poder vivir, hay visitas a enfermos, hay repartir comida a familias necesitadas, hay formación -que nos hace falta mucha- y sino miren a ese concejal que dice “donde dije digo digo diego”. Después recordaré una barbaridad de su intelecto por Córdoba. Y se está mofando aún de los cofrades cordobeses. Deberíamos de mirar nos esto todos.


Autor: Pablo de la Peña
Tabernacofrade.net

Pasando a otro tema. No salgo de mi asombro que en una Semana Santa castellana no quieren que se hable en andaluz en las procesiones de su ciudad. Por favor hay cosas peores en las que se deberían de fijar y no si un capataz, o un costalero, o un cofrade tiene formas o maneras de un sitio u otro. Aquí en Córdoba tenemos un claro ejemplo de la extrapolación de un estilo claramente castellano en una hermandad paseando por las calles de la judería cordobesa o los alrededores de un templo católico con arte musulmán en su interior. Ahora podremos ver si nos gusta más o menos, eso es otro tema, pero esta.

Un ejemplo. Esta tarde estuve en un funeral del padre de una íntima amiga. Sólo hacer ver a estas autoridades que están aburridas, que en dicho funeral, hubo un familiar que subió al atril y recitó unas palabras sentidas desde dentro en catalán. Después lo tradujo. Que yo sepa no pasó nada malo. No creo que sea tan malo el que unos capataces hablen con maneras andaluzas y se escojan este tipo de formas y maneras. Será por algo.

Por favor, no nos volvamos en cofrades low cost. Sean felices y extrapólenlo. Recuerden que cada vez queda menos para que las torrijas, pestiños, palillos de leche empiecen a ser los dulces de esta época del año. Les quiero.

Pachi Giraldo

Pd.- El Sr. García que se reía con unos contertulios en un programa cofrade -el cual uno de ellos le ha pedido disculpas- nos sigue dando calabazas. Por cierto Sr. García, es de juzgado de guardia, que eso grupo inversor que quería dejar en Córdoba, ¿conoce usted esa ciudad?, esa cantidad brutal de dinero para crear trabajo, en muchos sectores, en la ciudad que usted -para mi desgracia- tiene el poder. Se podrá ser más ignorante e insensato.