CALENDARIO COFRADE

SEGUIDORES

viernes, febrero 24, 2017

EN MI HUERTO DE LOS OLIVOS

CARRERA OFICIAL, PALCOS, SILLAS, SUBVENCIONES, CONCIERTOS Y MI AMIGA IRENE GALLARDO


Foto: ABC de Sevilla


La noche se presentaba encapotada y se podía esperar algo de lluvia, como así fue en la madruga llegando al amanecer. Lo que nadie se esperaba que la lluvia dejara su carta de presentación, de agua mezclada con tierra en la impronta de todos, ensuciando aún más si cabe las calles de la ciudad -que no es de extrañar-, en los autos de cada uno de nosotros y en el pisar por las ya muy sucias calzadas de esta ciudad milenaria.

Dando vueltas, buscando aparcamiento, por la zona donde resido habitualmente, contemplo el semblante, no de muy buenos amigos, de uno de los señores que dejo pasar ante un paso de peatones. Su cara expresaba, in situ, su malestar por algo que le había sucedido no hace mucho. Los salude, ya que eran conocidos, uno más que los otros. Y al saludarme me dejo entrever que las cosas no habían salido bien del todo. Y asintiendo con mi cabeza me despido de ellos y continúo con mi ritual en la búsqueda de aparcamiento.

Al llegar a casa, antes de acostarme, comencé a leer algunas cosillas pendientes que tenía. Y leí que ayer -por la noche del miércoles- hubo reunión o asamblea de hermanos mayores en la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba. O sea, que esa noche hubo marejadilla en el seno del máximo organismo cordobés de las cofradías. Y no quiero decir marejada, vaya a ser que su máximo responsable se moleste conmigo.

Sr. Presidente, le comento que usted está al frente de un organismo que ahora mismo está en el centro de lo bueno y lo malo. Y más aún este año con el cambio tan importante de Carrera Oficial. Habrá artículos que le doren la píldora y otros que no lo hagan. Sólo le digo que ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos. Lo mismo que se le alabará cuando haga las cosas bien y se le criticará cuando no lo haga.

Vamos a ver cómo han gestionado la entrega de palcos y sillas a los usuarios de los mismos. Seguro que muchos estarán de acuerdo y otros no. Lo importante es tener claro por dónde empezar. Qué argumento habrán tenido en cuenta para ello. No sé si habrá más o menos que los años anteriores -usted ha dicho que más- tanto en palcos y sillas y esperemos que así sea para el mayor engrandecimiento de nuestra semana mayor y con lo que ello supone, económicamente hablando, para nuestras hermandades. Luego ya en sus Asambleas, se verá, como reparten los beneficios, pero observando alguna cara, no creo que haya mucha solidaridad en ello. Cuidado con el reparto, vaya a ser, que alguno que no nos ha puesto las cosas muy fáciles quiera pescar en rio revuelto. Que ya sabemos que donde hay subvenciones acuden muchos y aquí hay que repartirlo entre las hermandades en función supongo de los argumentos que haya, que por otro lado los desconozco. Pero no creo que todas las hermandades se les reparta por igual, unas van en silencio, otras tienen un paso o algo sucedáneo, otras dos y hasta tres. Sin olvidar que cuando se eche el telón el Domingo de Resurrección comienzan las de Gloria, que van cogiendo un peso importante en el devenir de la Agrupación.

Que en alguna información no es veraz la noticia que se da en su totalidad, pues puede ser cierto. Se conoce que quizá pueda haber algún matiz que falta por matizar. Pero para eso está usted junto a su junta, para dar la noticia o la información con claridad, transparencia e intentando sumar y no restar. Si en el camino se está encontrado noticias de este tipo, puede ser que estén recogiendo lo que están sembrando. Sólo le digo valgo más por lo que callo que por lo que hablo. El pasado domingo se despachó a gusto contra mí persona, ni estoy enfadado ni molesto con usted. Le agradezco que lo hiciera cara a cara. Pero creo que se equivocó por generalizar. Yo puedo quejarme de ciertas cosas que la Agrupación hacen o dejan de hacer, buenas o malas, acertadas o no, pero no generalizo con que todo lo que hacen mal. Algunas me gustan, otras ni me gustan ni me disgustan y otras directamente no las valoro porque creo -para mi humilde entender- que están equivocadas. Y no por ello entro en cólera. Y hago desmanes en contra de nadie. Le recuerdo que es usted, el Presidente de todas las hermandades de Córdoba.  Y creo que lo sabe, pues además de saberlo hay que aparentarlo y demostrarlo. Te voy a seguir apreciando pero recuerda que si otro estuviera en tu posición tú harías lo mismo, o no te acuerdas.

Desde aquí quiero agradecer a la hermandad de la Pasión y en especial a su Junta de Gobierno, comandada por su Hno. Mayor y al Delegado de Capataces, costaleros y bandas por su confianza en mi persona para la presentación de su concierto benéfico. Disfrute mucho, más de lo que se puedan imaginar. Les animo para que si se ven con fuerzas sigan con esta iniciativa. Si es así hay que dar más publicidad para que el año que viene haya más gente solidaria. Y hablando de solidaridad, muchas gracias, tanto a la hermandad de la Pasión, a su consiliario y párroco de la Parroquia de Ntra. Sra. de la Paz, D. Jesús Poyato, junto a la cuadrilla del Stmo. Cristo de la Buena Muerte al frente con su capataz D. Lorenzo de Juan y la junta de dicha hermandad, por la comida y otras necesidades que le fueron satisfechas a las familias de dos costaleros que lo están pasando muy mal, pero que muy mal.

Para ir acabando, gracias Irene por tu conferencia de anoche en la hermandad de Jesús Nazareno. Disfrute mucho de tus explicaciones y de tu sabiduría -qué envidia sana-, tu conversación es un elixir de formación, el cual echo de menos en la vida de muchos cofrades de hoy en día, más preocupados en ser costaleros -sin conocer que es lo importante- ellos o lo que llevan sobre su séptima cerviz, o en ponerse una túnica -pero cuáles el sentido de ponerse una túnica- o en miembros de juntas de gobierno que no saben ni tan siquiera que además de cultos, ensayos, bordados, bandas, hay algo que nos falta en abundancia como la caridad y la formación y así podría seguir también con los que deberían de dar esa formación pero sin soberbia sino en buena lid.


Foto: Pachi Giraldo

Estamos a falta de entrar en la época del año más ilusionante para todos los cofrades. Porque son cuarenta días con sus noches de vivencias impresionantes con sus ensayos, con sus repartos de túnicas, con sus fiestas de regla, etc. Pero me quedo con lo que hicimos anoche, ayudando a dos familias de dos costaleros con demasiados problemas como para mirar para otro sitio.

Pachi Giraldo     


Pd.- Como dice un “twuittero” guasa gorda, tuve una pesadilla esta noche y vi a Pedro García abriendo la segunda puerta de acceso a las hermandades, al interior de la S. I. C., delante de la Cruz de Guía de la Entrada Triunfal.