CALENDARIO COFRADE

SEGUIDORES

viernes, marzo 10, 2017

EN MI HUERTO DE LOS OLIVOS: GRACIAS A NUESTROS MAYORES

GRACIAS A NUESTROS MAYORES


Foto: ABC de Sevilla

Desde el otro día, en la que me enviaban la triste noticia del fallecimiento de nuestro Francisco Paz Martínez “el Maño”, me puse a darle vueltas a mi cabeza para darle forma a un sentido homenaje a este entrañable cofrade que siempre estuvo para ayudar a cualquier hermandad a colocar carteles. Espero que a tu entrada en el Reino celestial hayan puesto un cartel para que todos se enteren de tu llegada para que todos los cofrades allí residentes te esperaran de alguna manera al entrar por las mismas puertas del cielo.

Y es que se me vienen a la cabeza multitud de ocasiones que nos parábamos a charlar de nuestras hermandades con tus chisporroteos. Me dabas muchas veces algún cartel y yo te lo agradecía. O repartiendo cualquier otra cosa de cualquier hermandad que te solicitara una ayuda. Te nombraron cofrade ejemplar, hace diecisiete años ya de aquello. Tú si le dabas nombre a ese título y categoría. Un hombre al servicio de las hermandades sin pedir nada a cambio, solamente tus pequeñas remuneraciones que de algo tendrías que vivir.

El paso de los años es ineludible para todos y no iba a ser menos en ti. Con tu bastón te movías con alguna dificultad pero casi siempre creo recordar con tu sonrisa en tu cara sonrojada. Y es ineludible querer tener en una hermandad a gente mayor como tú mismo espíritu de ayuda. Y porque digo esto, pues es muy sencillo. Se lo explico.

El martes buscando un bar o taberna donde poder ver el partido de fútbol que se retransmitía me dirigía al local de la hermandad del Resucitado. Al contemplar que estaba puesto el citado partido, me adentre al local donde tienen sus estanterías repletas del patrimonio de dicha hermandad.

Al entrar en el mismo, conforme entras, a la derecha en torno a una especie de mesa camilla rectangular con seis o siete mujeres mayores que estaban liadas con sus quehaceres de costura. Al encontrar mi ubicación para ver el partido, en un sitio que no molestara, no pude evitar mirar a dichas mujeres. Estaban terminando unos ropajes o ropones para unas libreas para el estandarte sacramental de dicha hermandad. Les digo ya que van a hacer ruido. Y me dio por contemplar, con sus achaques cada una, estaban enfrascadas en sus costuras y terminando de dar forma al segundo de los ropones de librea. El otro allí acabado y colgado de una estantería con un traje de torero, que es la verdad muy bonito, pero para bonito esos trajes de librea. La media de edad de estas mujeres era en torno los sesenta largos o setenta, con alguna excepción.

Así con este tipo de grupos de personas mayores, no nos damos cuenta, de cómo se engrandece el patrimonio de una hermandad. De pronto se acerca otra mujer que estaba con el reparto de túnicas, con un problemilla en un cubre rostro. Dicho y hecho, se pusieron manos a la obra y problema solucionado. Que categoría de grupo humano, trabajando en silencio y sin pedir nada a cambio. Enhorabuena no cambien ni pierdan esas ganas de trabajar por su hermandad.

Se me vienen a la memoria muchas personas mayores, como por ejemplo mi madre. Otra costurera que no sé cuántas túnicas ha realizado para las distintas imágenes que se lo han pedido. Podía enumerar unas pocas pero no creo que sea útil. Quiero resaltar ese trabajo incansable y mudo que realizan. Y lo peor de todo es que no nos fijamos en ellos. Si, vemos que están allí, pero de verdad no sabemos valorar lo que hacen. Y es mucho. ¿Cuánto dinero puede costar hoy, unos trajes de librea como esos? Pues a esta hermandad como a otras hermandades es incalculable el valor de tenerlos.

Hoy mi homenaje es en especial por un cofrade ejemplar humilde y discreto como pocos cofrades ejemplares. Y más especial aún para esos mayores que están en nuestras hermandades, allí en un rincón en torno a una mesa camilla, realizando un trabajo impresionante para sus hermandades. Hoy en día nos mueven otras cosas en torno a lo que necesitan las hermandades, pero la mayor riqueza de una hermandad, no lo olviden, es el patrimonio humano que tienen, sean nazarenos, sean costaleros, sean lo que sean…

Termino con mi título de hoy GRACIAS A NUESTROS MAYORES.


 Foto: Pachi Giraldo

Recuerden que cada semana queda menos, disfrutemos de todos los actos de cada una de las hermandades que tenemos en nuestra ciudad. Estamos a sólo 16 días de que salgan los itinerarios de Semana Santa y los “jartibles” como yo y como tú, nos estudiemos al dedillo los nuevos recorridos, los nuevos sitios donde poder ver a las hermandades y por supuesto para ver cuáles son las bandas que traen este año las hermandades. Estamos a sólo 23 días de la apertura de la Semana Santa con el Pregón de la misma. Estamos a sólo 29 días de otro Viernes de Dolores. Así que disfruten de todos estos actos y recuerden sean felices y extrapólenlo.

Pachi Giraldo


Pd.- Me comenta mi confesor que se aproxima un Confesionario muy interesante. Próximamente… va por ti Peter Garcis.