CALENDARIO COFRADE

SEGUIDORES

miércoles, marzo 01, 2017

ENTREVISTA COSTALEROS DE CÓRDOBA

ENTREVISTA COSTALEROS DE CÓRDOBA
HOY RAFAEL DÍAZ MONTES



Rafael Díaz Montes, nació un 31 de octubre de 1968 en Córdoba. Trabajador en el mundo del transporte de mercancía. Sobra decir que es cristiano, católico, apostólico y romano… además de practicante. Todo ello gracias a la enseñanza de su padre. Que también lo hizo aficionado a la Semana Santa, cofrade, aunque siempre con su limitación de tiempo por el trabajo que el desempeñaba en la hostelería. En su corta edad… sobre 5 o 6 años le llevaba a recoger las hermandades que podían y les daba tiempo. Un tiempo que recuerda con mucha añoranza, por el poco tiempo que pudo pasar con sus padres por sus trabajos, con los que disfrutaba muchísimo. Como anécdota recuerda que siempre llevaba su cámara de fotos, las cuales recuerda que malísimas, pero siempre iba con él para captar las hermandades que podían llegar a ver. Por ello siempre tiene este recuerdo en su recámara personal.

Tuve el honor de conocerlo en la procesión de Regina Mater, para ser los pies de Ntra. Sra. de la Fuensanta Coronada. Vino de la mano de un buen amigo y costalero como Manuel Cejudo. La verdad que cuando te presentan a alguien que no conoces y se ve en la cara, ese aurea de bondad, todo es mucho más fácil de comenzar. Y así comenzó nuestra amistad, la verdad sea dicha.

Siempre quise tener unas palabras más cercanas al mundo jartible del costal que nos une, y es hoy cuando se las traigo. La verdad que a Rafael Díaz Montes, le inculcaron muy bien lo que es ser costalero. Trabajador, humilde, compañero de sus compañeros, incansable en la ayuda a los demás. De verdad Rafael que me has dejado muy marcado desde que te conocí. Eres de esos costaleros que estarás en mi Salón de la Fama, particular. Sin más dilación les dejo la entrevista, espero la disfruten como yo. Aquí la tienen:

 

 1.- ¿De qué hermandades eres hermano?
Soy hermano de la Entrada Triunfal, del Buen Suceso y del Calvario. Aunque solo soy lo que se dice “activo” en la Borriquita en la cual formo parte de la Junta de Gobierno como Tesorero.

2.- ¿Cuál ha sido el paso que te hizo sufrir más?
El paso en el cual he sufrido más sin duda ha sido en el Calvario en el 2016. Los motivos creo que han sido varios, principalmente mi estado físico, por trabajo tengo muy tocado tema cadera y cervical. Pero durante la estación de penitencia, teniendo yo mis limitaciones físicas que he dicho, creo que por mal fajado y por la cera que me estaba dando, me dio un pinzamiento en la zona de la cadera que desembocó en un ataque agudo de ciática. Cuando pensé que me recuperaba, me aparecieron las dolencias de las cervicales, mareos… cosas totalmente opuestas a mi trabajo, con lo que ha desembocado a dejar el tema del costal.

3.- ¿Y disfrutar?
La verdad que en todos los pasos en los que he salido he disfrutado, pero siempre vaya mejor o peor debajo de mi señora de la Palma he disfrutado mucho. Otro buen recuerdo y con mucho cariño fueron mis primero años con la Virgen de la Caridad. También recuerdo en mis primeros años mí salida en el Santo Sepulcro, donde nos juntábamos gente de diversas cuadrillas y sitios, por esto era un trabajo serio y sabían a lo que iban, por ello lo recuerdo con agrado.

4.- ¿Que estilo de marchas te gustan más tanto de pasos de palio y de señor?
Me gustan las marchitas de bulla para los palios, aunque alguna seria bien andaita también me gusta. Y de Señor, por supuesto con cornetas y tambores, sobre todo mi banda de Caído y Fuensanta detrás de mí Rey de Reyes.

5.- Un rincón, una marcha, un enclave, un lugar…
Rincón, me quedo con la recogida de la hermandad de Ánimas en San Lorenzo, Paz y Esperanza por Colón y Buen Suceso por Bailío, el cual yo he bajado con la Caridad.
Para marchitas me gustan Rosario de Montesión, Esperanza Cordobesa… esas de bullita que he vivido debajo de la Palma.




6.- Cambios o de frente sobre los pies.
Defiendo más de frente y sobre los pies, que cambios, pero pienso que cada paso pide su sello y unos cambios sin abusar siempre me gustan.

7.- ¿Qué paso no ha sacado y le haría ilusión?
Pues la verdad que los pasos que me han llenado sentimentalmente, los he sacado. Pero si es verdad que me ha faltado en mi curriculum algún misterio con cambios. Sin declinarme por ninguno en concreto.

8.- ¿Qué dejarías en la actual S.S. de Córdoba?
Pues dejaría que cada hermandad trabaje, con su sello, sin que haya tantas influencias exteriores que quieran cambiarlas.
9.- ¿Qué quitarías?
Quitaría a toda la gente irrespetuosa viendo los pasos, pasando por medio, sin guardar silencio… en fin miles de cosas las cuales hacen que no luzcan las hermandades en su esplendor.

10.- ¿Quién o quienes, fueron o son los mejores capataces de Córdoba?
Para mí no tengo mejores o peores, todos los que se ponen delante de un paso, sea más técnico, menos, más corazón, menos… todos merecen mis respetos.

11.- ¿Qué te gustaría transmitirle a tus hijos, de ser costalero?
La verdad que soy una persona que no quiere que sus hijos sigan sus pasos, le inculque sus cosas y menos de Semana Santa o el costal. Mis hijos aún no han demostrado un gran interés sobre el tema cofrade, pero si tengo que enseñarle algo sobre todo es el compañerismo que hay debajo de un paso, involucración con la cuadrilla y devoción, lo más importante.



12.- Hoy en día, ser costalero es más fácil que en años anteriores, por el boom de los costaleros.  Dobles cuadrillas, muchos relevos, pantalones remangados, costales por debajo de su sitio, tanto en la visera como en la parte de atrás. ¿Cómo son para ti, los costaleros?
Yo soy de la vieja escuela, pero bueno… soy de la opinión que mientras el trabajo caiga en su sitio, trabajes y no seas fullero…tema de vestimenta, costales multicolor, remangaos o no, me da igual. Lo importante es el trabajo que realices, lleves la ropa que lleves.
Los costaleros tengo clarísimo que no son la columna vertebral de una hermandad, pero son un grupo muy importante y necesario en una hermandad. Por su gran número, trabajo y la mayor parte siendo hermanos,  hay que tenerlos considerados en la cofradía.

13.- Te conocí en la salida extraordinaria de la Regina Mater, y me sorprendiste como costalero. ¿Cómo te definirías como persona y como costalero?
Es una pregunta que no debería de responder yo, sino mis amigos y familiares. Pero bueno sin ser muy modesto y dándome cosilla responder, me tengo por buena persona, me gusta ayudar a todos los que pueda dentro de mis posibilidades. Es algo que me llena mucho como persona, aparte del san Jacobo con patatas fritas, es el saber que le he hecho algo o ayudado a alguien, gracias a mi tiempo y mi ayuda. Recuerdo que solo dije una vez que no y aun me estoy arrepintiendo. Pienso que es lo más valorable de mí.
Como costalero, lo que intento es no hacer ruido ninguno, intentando llevar a raja tabla el ser obediente con el equipo de capataces y sobre todo compañero de mis compañeros.

14.- Tienes alguna aspiración en especial en este mundo del costal, como cofrade y como persona.
En mi aspiración en el mundo de costal, ya lo he colgado, con lo que no tengo ninguna a día de hoy. De negro lo descarto, es una cosa que no me llama la atención. Pero como cofrade me siento más hermano de mi hermandad que costalero. Mi hermandad me necesita como hermano muy activo y por ello estoy en la junta de gobierno, para intentar engrandecerla.

15.- Me podrías decir el nombre de alguna persona que te haya marcado, sea tanto en tu vida personal, como profesional, como cofrade o como costalero.
Personas que me han marcado... en lo personal y cofrade mis padres. Cuando hablábamos en casa, yo percibía el cariño que nombraban a la hermandad y el trabajo que desempeñaban, por ello me han marcado con sus vivencias y enseñanzas.


Empecé en el mundo cofrade como nazareno, para entonces tenía 13 años, no me dejaron salir de costalero y tuve que coger la túnica. Fue gracioso porque fuimos desde trinitarios hasta San Andrés eligiendo donde salía y fue cuando llegue a él Buen Suceso. Ya cuando cumplí los 16 me invitaron a salir de costalero y empecé con la Caridad.
Como cofrade, para terminar, tengo que nombrar también a una gran persona que me enseño a querer lo que llevaba arriba, con el que empecé en este mundillo y me enseñó a ser costalero, es mi maestro, del cual me enorgullezco de ello y es Rafael Muñoz.
Y sobre tema costalero, en mis inicios no había tanta preocupación por tema costalero, técnica y demás. Pero en estos últimos años si he tenido a mi amigo Víctor Martínez, gran costalero de la Palma entre otras y compañero de hermandad. Lo he tenido como gran apoyo en este mundillo. Desde preocupación, consejos sobre ropas, enseñanzas de corrección y hechura de la ropa, posicional… en fin todos esos detalles que no he podido aprender en mis primeros años pero que hoy en día si se miran mucho. Por ello le estoy muy agradecido.



Bueno pues esta ha sido la entrevista a Rafael Díaz Montes, y la verdad sea dicha que la humildad que me ha transmitido y que su trabajo está por ayudar a los demás y a su hermandad, le hacen ser un poco atípico para los tiempos que corren hoy en día. Gracias Rafael.


Pachi Giraldo