CALENDARIO COFRADE

SEGUIDORES

viernes, agosto 11, 2017

EN MI HUERTO DE LOS OLIVOS: LÁGRIMAS DE SAN LORENZO

LÁGRIMAS DE SAN LORENZO

Llevamos unas semanas que tienen telita y no es sólo por el calor que estamos soportando, que es lo más normal en este tiempo, sino porque llevamos una racha de fallecimientos cofrades que parece que se esta cebando con alevosía y nocturnidad contra este mundo cofrade. Y lo que es peor que algunos, no por tener más posibilidades, no dejan de ser tristes y dolorosos. Otros son los que te dejan helado por la crueldad del hecho en sí y por la juventud, que lo conforman aún en más dolorosos.


Parecía que la parrilla de San Lorenzo no brillaba en su esplendor de fuego, ya que sus propias lágrimas estaban enfriando dicha parrilla. Y es que lo del pasado miércoles es algo que está ahí, que nos puede suceder a cualquiera, un accidente sea de la índole que sea, en un instante nos puede dejar petrificados por mucho tiempo. No conocía a Marta, pero nada más viendo su foto, su cara lo decía todo. Acompaño en el sentimiento a la banda de música Tubamirum, y por supuesto a la familia de Marta. No son fáciles las horas que han pasado tras el fatal desenlace y muchísimo menos lo será cuando el próximo martes, la banda comience a entonar sus notas musicales tras la Virgen del Tránsito.


A nuestra Virgen de Acá, las notas serán más que nunca celestiales, y el recorrido de la Virgen hacia el Reino celestial, ira acompañada de la mano con Marta, y Marta subirá interpretando con su clarinete la marcha “Al Cielo con ella”, para que ese camino sea aún más divino con el acompañamiento musical. D. Pedro Morales Muñoz, la esperará allí arriba con su banda de ángeles interpretando la marcha “Te Veré en el Cielo” y Marta abrirá el cortejo celestial con su dulce mirada y su clarinete derramando notas y lágrimas. Marta que tú y tu clarinete no dejen nunca de sonar y seas la nota celestial de tu banda.


Desde el pasado miércoles “Lloran los Clarines” por ti, Marta, espero que tengas "Hosanna in Excelsis".


Ayer tuve un día complicado de trabajo, y creía que no iba a llegar con hora para ir a la misa de Manuel Santiago. Llegue con la hora pegada a las 21´00h., pero al final pude estar en dicha misa. Me emociono el amor que sus familiares, me los presentaron al final de la ceremonia, cuando le pedi a mi amigo Pepe, que me presentara a la familia para darles el pésame. De verdad, que lo que emanaba de esa familia, empezando por la viuda -muy afectada e intentando sonreir- como a sus hermanas y hermanos fue toda una lección de compostura, humanidad y recuerdos inolvidables de Manuel. Dentro de ese dolor, recordaban a su hermano tal y como era, con sus continuas bromas y quehaceres con ellos para que tuvieran una sonrisa en sus caras. Gracias por esa lección que me mostrastéis con solo una semana desde que Manuel decidiera ser costalero celestial de su Cristo del Amor.


Desde el Cerro, me marche a ver la procesión de San Lorenzo, para terminar el día con un alo de buenas imágenes, de incienso, de marchas, de amigos. Y la verdad, que sólo puede saludar a unos pocos porque fueron muchos a los que vi y no me dio tiempo ni a saludar. Lo mejor de anoche, es que en una noche que no fue de las más calurosas, hubo mucha, mucha gente alrededor del paso de San Lorenzo. Pensabamos que la parrilla del mártir iba a realizar estragos en forma de calor, pero no fue tal que así.


Se volvió a demostrar, todo lo que mueve el mundo cofrade, un diez de Agosto. La gente permanecía sentada en la plaza Poeta Juan Bernier en esos volardos que sirven de asientos para más de uno. La angosturas de las calles no eran nada más que un reclamo para que los jartibles estuviesemos en ellas para ver la estrechez o el giro por cada una de ellas. El mundo del costal, estaba allí sufriendo los rigores del calor bajo el paso. La música levantaba a más de un móvil para grabar ese video con el cual deleitarse en otro momento. De vez en cuando ese atisbo de incienso que te hacia recordar grandes momentos pasados. Quizás por poner un pero, me pareció a mi, un caminar algo más lento de lo normal. En ese aspecto pienso que debemos de aprender algo más.


La noche se hizo reina del día y el caminar de San Lorenzo, elegante y sobrio, para el deleite de unos y criticas de otros. El acompañamiento musical para ser las fechas que eran estuvo muy bien con la ayuda de otros músicos. La verdad, que el final del día estuvo muy bien para lo mal que llevaba el día con unas cosas y otras. Está visto que hasta el rabo todo es toro y no hay que desesperar en el intento de que el día no iba a ser del todo bueno, que al final lo fue.


Por cierto en algún rincón pude ver a ciertas personas que esperaban sentadas en sus portales a pie de calle, el paso de la comitiva. Me gusto verlo ya que las tradiciones "guenas" en las noches tórridas de verano no se tienen que perder a pesar de las tontunas de ciertos políticos, que miren si tienen que estar aburridos, para parecerles mal que vecinos de su ciudad dejen de hacer esas conversaciones de "whatsapp", sentados en alguna puerta de vecindad.


Sean felices y extrapolenlo, no se lo queden para ustedes sólo.


Pachi Giraldo


Pd.- Sólo restan 21 días para un día inolvidable en mi vida.