CALENDARIO COFRADE

SEGUIDORES

martes, julio 22, 2014

LOS ARIZA DIMITEN COMO CAPATACES EN SAN ESTEBAN

Los Ariza dimiten como capataces en San Esteban

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimir
Rafael Ariza sacando el palio de San Esteban por la difícil ojiva
Rafael Ariza sacando el palio de San Esteban por la difícil ojiva
La familia Ariza ha presentado la renuncia como capataces de la hermandad de San Esteban debido a unas diferencias durante las fechas cercanas a la Semana Santa pasada.

Hace unos días, la saga de capataces recibió la aceptación por parte de la junta de gobierno de la dimisión presentada. Una historia que concluiría después del Martes Santo ante una situación inevitable de arreglar.

Como es sabido, no ha habido buenas relaciones en los meses de preparación del presente año. De hecho, hubo que suspender el último de los ensayos por falta de asistencia de los costaleros del palio.

La excusa que pusieron los costaleros ausentes fue por motivos laborales pero es bien cierto que la hermandad tiene por escrito que aquel que quiera pertenecer a la cuadrilla de costaleros debe ser hermano. 

San Esteban ahora no tiene capataz, ni para el paso del Señor de la Salud y Buen Viaje ni en el palio de la Virgen de los Desamparados. En el seno de la hermandad no quieren pronunciarse al respecto, dejando la decisión aparcada hasta el inicio del nuevo curso, es decir, hasta el mes de septiembre. 

Ocho años han permanecido la familia Ariza, desde octubre de 2006. Llegaron para solventar un grave problema existente en la cuadrilla de costaleros que llegaron a solucionar pero con el tiempo volvió a aparecer. Una situación que alcanzó, entonces, en cierto modo, la imposición de un comisionado por parte de la Autoridad Eclesiástica.

Los Ariza han hecho saber a Pasión en Sevilla que están «satisfechos« por el trabajo llevado a cabo durante este periodo y «felices de haber tenido la oportunidad de comandar estos pasos», al igual que hicieran las anteriores generaciones de su familia.  

Lazos rotos de una de las sagas más históricas de Sevilla que generación tras generación han estado de algún modo vinculado con la hermandad de San Esteban.