CALENDARIO COFRADE

SEGUIDORES

domingo, noviembre 09, 2014

PASIÓN EN SEVILLA. EL PALIO DE SAN VICENTE

Primer golpe. El palio de San Vicente

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimir
Virgen del Amparo / MJ RODRIGUEZ RECHI
Virgen del Amparo / MJ RODRIGUEZ RECHI

De esta jornada, día de la Virgen del Amparo, debería aprender algo la Semana Santa. El ciclo glorioso escribe su epílogo con dos de las procesiones con más historia y elegancia de todo el universo cofradiero. Por la Magdalena, el Amparo, la Gioconda de las glorias. Desde el epicentro de la calle Feria, la Virgen de Todos los Santos, que es la síntesis de todas las cofradías del barrio. 

Tiene tanto de Macarena, como de Amargura o de Montesión. Seguro que la fundaron un día en que los planetas estaban alineados.Este sentido de la elegancia no impostada que conservan las dos procesiones de hoy es lo que está perdiendo poco a poco la Semana Santa. Se confunde el concepto de la distinción con la sosería. Hay gente que cree que un paso va elegante cuando avanza como un tranvía o tarda siete horas en dar una vuelta, dos signos de estos tiempos que son la antítesis de hacer las cosas con medida y con decoro.

 La elegancia Macarena no es la misma que la elegancia del Subterráneo. Solo se adquiere esta virtud cuando uno hace las cosas con fidelidad a lo que es. Este texto no nace de una calentura filosófica sobrevenida. Nace por la fecha y también tras ver una de las maravillas de la Semana Santa, descubierta hace solo unos días. Ver en la tele el tránsito este año del palio de las Penas de San Vicente por la Plaza del Salvador ha sido una de las estampas más maravillosas en décadas. La mirada alta de la Virgen, Tejera interpretando a Chopín y los costaleros de Antonio Santiago andando de frente con un compás abierto y un movimiento amplio y armónico de las caídas de cajón te reconcilia con muchas cosas que creías perdidas en la Semana Santa.

Fueron cinco minutos de elegancia que valen más que un siglo de rutinas. Hoy en la Magdalena y en la calle Feria, está la cátedra. A ver si la lección de este año sirve para que la Semana Santa aprenda.